Ecuador: Trans – fobias, Una denuncia desde la transmasculinidad – Proyecto Transgénero / Ecuador: Trans – phobias, A report from the transmasculinidad – Transgender Project

Léalo en : http://ilga.org/ilga/es/article/mZi8GYZ1IX

Ecuador: Trans – fobias, Una denuncia desde la transmasculinidad
in ECUADOR, 18/05/2011

Como activista trans masculino, me llena de emoción que por segunda vez en la historia del Ecuador el día internacional en el que se conmemora la lucha contra las fobias hacia todas las personas de diversa condición sexo-genérica, algunos de los colectivos políticos que ya han logrado mayor visibilidad, como lo son nuestras compañeras transfemeninas, sean capaces de mirar más allá de su especificidad sexo-genérica y se solidaricen con las luchas de quienes ocupamos lugares de doble y hasta triple desventaja. Este es sin duda el caso de nosotros los hombres trans.

Fuente: casatrans.blogspot.com

Ricardo Bravo
Activista transmasculino
Proyecto TRVNSGEN3RO

Buenas tardes público presente, compañeras y compañeros ponentes. Traigo un afectuoso saludo a nombre de todas y todos quienes hacemos el Proyecto Transgénero – Cuerpos Distintos Derechos Iguales, organización transfeminista con sede en Quito.

Un saludo y especial agradecimiento también a nuestras compañeras y aliadas de la organización Silueta X de esta ciudad, y a su distinguida lideresa, la señorita Diane Rodríguez, que por segundo año consecutivo nos hace el honor de invitarnos a participar en este importante foro.

Como activista trans masculino, me llena de emoción que por segunda vez en la historia del Ecuador el día internacional en el que se conmemora la lucha contra las fobias hacia todas las personas de diversa condición sexo-genérica, algunos de los colectivos políticos que ya han logrado mayor visibilidad, como lo son nuestras compañeras transfemeninas, sean capaces de mirar más allá de su especificidad sexo-genérica y se solidaricen con las luchas de quienes ocupamos lugares de doble y hasta triple desventaja. Este es sin duda el caso de nosotros los hombres trans.

¿Por qué hablo de triple desventaja? Porque en el caso de la transmasculinidad tenemos que vivir la circunstancia de que, primero, nuestro cuerpo de nacimiento; segundo, nuestro género escogido; y, tercero, nuestra transgeneridad en sí misma, sean blanco de fobias. En un día como hoy es importante identificar la triple transfobia que denunciamos los transgéneros masculinos, para poderla combatir y erradicar.

Hablemos primero del cuerpo de un hombre trans. Biológicamente, la experiencia que nosotros vivimos es la de la hembritud, que también podríamos llamar gino-experiencia y que compartimos con las mujeres no trans. La experiencia de la hembritud en una sociedad patriarcal es una experiencia mucho más dura que la experiencia de la biología de las personas que tienen en su haber un cromosoma Y, como es el caso de los hombres no trans, las mujeres trans y los intersexuales masculinos.

Los transgéneros masculinos somos hembros, y nótese que digo hembros y no hembras. Esta palabra es un concepto de reivindicación política generado en el Proyecto Transgénero de Quito para politizar que un cuerpo es simplemente un cuerpo y que somos nosotros y nosotras quienes le ponemos género al cuerpo. Yo tengo un aparato reproductor y una genitalidad hémbrica pero no femenina Es el aparato reproductor de un hombre trans.

Y voy a presentarles un cuerpo en pantalla que a mí me ha inspirado mucho por ser un hombre que realmente luchó por construir el cuerpo que él quería, a costa de todo, incluso a costa de tener que dejar su carrera. Él era una afamada deportista cuando era Yvonne, pero él no era feliz como mujer a pesar de que sus triunfos deportivos le garantizaban una situación económica cómoda, prestigio y respeto. Balian Buschbaum renunció a eso. Yo creo que todas las personas trans sabemos que nuestra identidad es más importante que cualquier cosa y que estamos dispuestas y dispuestos a dejar muchas veces todo a un lado, con tal de lograr ser quienes somos. Y en eso nos identificamos y nos hermanamos con las compañeras trans femeninas también.

Pero, estimado público presente, la realidad corporal de los transgéneros masculinos en nuestro país dista mucho de la realidad de Balian, porque ustedes saben que no tenemos un sistema de salud, al igual que nuestras compañeras, que nos garantice nuestros derechos. Las cirugías que algunos de nosotros deseamos o hasta necesitamos, son costosas. Las mismas hormonas masculinas son mucho más caras que las femeninas y si a eso le sumamos que los transgéneros masculinos vivimos muchas veces precariedad económica a causa de la discriminación, ustedes se podrán imaginar que el panorama es bastante adverso. Muchos de nosotros, y lo digo por mi propio caso, nos hemos hormonizado con esteroides, que implican un grave riesgo a la salud, sobretodo a la salud ginecológica.

En otras palabras, la hembritud nos genera necesidades ginecológicas muy específicas que no son atendidas por el Estado, y la falta de atención es una forma de violencia institucional que es transfobia.

El Estado debe tomar en cuenta las necesidades ginecológicas de nuestros cuerpos y, además, tomar en cuenta que algunos de nosotros ejercemos algo que es un derecho y que es la transmaternidad. Al igual que las mujeres no trans, a veces voluntariamente y otras no, resultamos embarazados. Para ponerles un ejemplo, este es mi compañero Gerald Toala, quien se considera hombre y a la vez madre de su hija Rosita.

Pero además, recordemos que los transmasculinos fuimos criados como niñas. Como todas las niñas, gozamos de peor alimentación, menos tiempo libre, y menos acceso al ejercicio físico, que las personas que tienen una Y en su combinación cromosómica, cualquiera que esta sea. Esta es la razón por la que muchos trans masculinos en el Ecuador engordan como única forma de borrar las curvas femeninas y masculinizar su cuerpo.

Pero pasemos a hablar del género. Fuimos criados como niñas y al igual que las mujeres, hemos sufrido de un patriarcado que subyuga a las mujeres en el silencio, en la sumisión y en lo que en el Proyecto Transgénero definimos como tutela patriarcal. No es de extrañar que nuestras compañeras trans femeninas, que recibieron una crianza masculina, muchas veces tengan más voz política que nosotros, se atrevan más a hablar en público, a dar la cara ante medios de comunicación, por ejemplo, o se atrevan a independizarse de sus hogares en edades más tempranas, mientras que nosotros, como les suele pasar a las hijas de familia, hemos sido controlados por nuestras familias, celados por hermanos y padres y en general, más coartados en nuestra libertad sexual que quienes llevan el privilegio de un cromosoma Y.

Finalmente, la fobia recae sobre nuestra transgeneridad en sí misma. Pienso que en este nivel las compañeras trans femeninas se llevan la peor parte, porque su transgresión se castiga con la violencia de los crímenes de odio en la calle, muchas veces con la muerte, en especial mis compañeras que ejercen el trabajo sexual y a quienes, por su valentía, respeto y admiro.

La transgeneridad masculina tal vez no se castiga tanto con la muerte, pero sí con la violación sexual, rodeada de impunidad y silencio. Muchas veces, estas violaciones – perpetradas con el objeto de “enseñar” a un hombre trans a ser “mujer” o castigarlo por haber osado, siendo hembra, ocupar el lugar privilegiado de la masculinidad – ocurren en el entorno laboral, y en algunas ocasiones sucede cuando se descubre el sexo biológico del trabajador. Si ni las mujeres denuncian las violaciones, y eso que su género es más aceptado en la sociedad, imagínense una población tan desempoderada todavía como lo es la población transmasculina.

En definitiva, los transgéneros masculinos enfrentan extrema invisibilidad, precarización laboral y el reto de muchas veces tener que desempeñar trabajos tradicionalmente considerados masculinos que demandan gran exigencia física, sin poder revelar nuestra condición. Tengo compañeros trans masculinos que han desempeñado estas tareas sin una gota de hormonas masculinas por años, sin poder revelar su condición, sin seguridad social ni beneficios laborales. A estos obreros trans masculinos invisibilizados debemos rendirles un homenaje en este día. Son tan valientes como las chicas que se paran en una esquina y reivindican su identidad. Es por eso que, como activistas, es una prioridad luchar por empoderar a nuestras compañeras y compañeros que todavía no conocen que tienen el derecho a la ciudadanía plena sin discriminación sexo-genérica, las y los que están en las calles, y las y los que viven en silencio.

Quiero, a manera de conclusión, decir que tenemos varios retos:

Primero, combatir la violencia contra el cuerpo transmasculino y promover la adecuada atención a nuestra gino-experiencia, incluida la transmaternidad. Esto pasa por la reivindicación de un acceso adecuado a servicios de salud que tomen en cuenta nuestra experiencia.

Segundo, el reto político de desaprender roles de género patriarcales que nos oprimieron y generar juntos y juntas una sociedad de igualdad sexual y genérica, donde ningún género se ponga por encima de otro. En este sentido, como hombres trans que sabemos lo que es, o lo que fue, ser mujer, tenemos la gran oportunidad de ser parte de una masculinidad distinta y no machista.

Y tercero, para finalizar, tenemos el reto de combatir las formas específicas de violencia sexual, laboral y social que sufren los hombres trans, para lo cual es imprescindible la alianza entre todas las personas sin distinción de condición sexo-genérica. Las fobias son el resultado de un sistema binario y patriarcal que nos desconoce a casi todos y todas. La erradicación de las fobias, por lo tanto, es una lucha de todas y todos. Muchas gracias por su escucha.

PROYECTO TRANSGÉNERO
______________________________________________________________________________________
Ecuador: Trans – phobias, A report from the transmasculinidadin ECUADOR, 18/05/2011
As male transgender activist, I am filled with emotion for the second time in the history of Ecuador in the international day commemorating the struggle against phobias towards all people of different sex-gender condition, some of the political groups that havegained greater visibility, as are our partners transfemeninas, are able to look beyond sex-gender specificity and in solidarity with the struggles of those who occupy places of double and even triple disadvantage. This is certainly true of us men trans.

Source: casatrans.blogspot.com

Ricardo Bravo
Activist transmasculino
TRVNSGEN3RO Project

Good afternoon audience, fellow speakers. I bring warm greetings on behalf of all of us who do the Transgender Project – Different Bodies Equal Rights, an organization based in Quito transfeminista.

A special greeting and thanks also to our partners and allies of X silhouette organization of this city, and its distinguished leader, Miss Diane Rodriguez, for the second year in a row makes us the honor of inviting us to participate in this important forum.

As male transgender activist, I am filled with emotion for the second time in the history of Ecuador in the international day commemorating the struggle against phobias towards all people of different sex-gender condition, some of the political groups that havegained greater visibility, as are our partners transfemeninas, are able to look beyond sex-gender specificity and in solidarity with the struggles of those who occupy places of double and even triple disadvantage. This is certainly true of us men trans.

Why do I triple disadvantage? Because in the case of transmasculinidad have to live the fact that, first, the body of birth, and second, our chosen genre, and third, our transgenderism itself be targeted by phobias. On a day like today is important to identify the triple transgender transphobia to denounce the men, so that it can fight and eradicate.

Let’s first body of a man trans. Biologically, the experience that we live in is that of hembritud, which could also call gino-experience and share with non-trans women. The experience of hembritud in a patriarchal society is a much harder than the experience of biology who is credited with a Y chromosome, as is the case of trans men, trans women and male intersex .

Transgender male are female, and note that I say females and females. This word is a concept of political demands generated in the Transgender Project Quito to politicize a body is just a body and that we are the ones who will put gender body. I have a reproductive tract and female genitalia is hémbrica but not the reproductive system of a trans man.

And I’ll present a body on the screen that I was much inspired by a man who really struggled to build the body he wanted, at all costs, even at the expense of having to leave his career. He was a famous athlete when he was Yvonne, but he was not happy as women despite their sporting triumphs ensured him a comfortable economic status, prestige and respect. Balian Buschbaum resigned to that. I believe that all trans people know that our identity is more important than anything and we are ready and willing to leave many times all on one side, so to get who we are. And that we identify and unite us with female transgender friends as well.

But, dear audience, the corporal reality of transgender men in our country is far from the reality of Balian, because you know that we have a health system, as well as our partners, we ensure our rights. Surgeries that some of us want or even need, expensive.They are much more male hormones than female faces and if we add the live male transgender economic insecurity often because of discrimination, you can imagine that the situation is quite adverse. Many of us, and I say in my own case, we hormonizado steroid, which involve a serious health risk, especially for gynecological health.

In other words, we generated hembritud gynecological very specific needs are not met by the state, and neglect is a form of institutional violence that is transphobia.

The state must take into account the gynecological needs of our bodies and also note that some of us exercise something that is a right and that is the transmaternidad. As non-trans women, sometimes willingly, sometimes not, became pregnant. To give you an example, this is my partner Gerald Toala, who is considered both man and mother of his daughter Rosita.

But also remember that the transmasculinos were raised as girls. Like all girls, poor food we enjoy less leisure and less access to exercise, people who have a Y chromosome in combination, whatever it is. This is why many male trans fat in Ecuador as the only way to erase the feminine curves and masculinizing their bodies.

But let’s talk about the genre. We were raised as girls and as women, have suffered from a patriarchy subjugates women into silence, submission and in what we define as the Transgender Project patriarchal protection. No wonder that our transgender friends female, who received a breeding male, often have more political voice that we dare to speak more in public, face to face media, for example, or dare to become independenttheir homes at younger ages, while we, as I usually go to the daughters of the family, have been reviewed by our families, brothers and fathers celados by and generally more restricted in our sexual freedom that those who have the privilege of a Y chromosome

Finally, the phobia is on our transgenderism itself. I think at this level female transgender friends are bearing the brunt, because their offense is punishable by the violence of hate crimes in the street, often with death, especially my colleagues who engage in sex work and who, for their courage, respect and admire.

Transgender male may not be punished both by death, but with rape, surrounded by silence and impunity. Often, these violations – committed in order to “teach” a trans man to be “woman” or punish him for having dared, being female, occupy a privileged place of masculinity – occur in the workplace, and sometimes happens when you discover the biological sex of the worker. If not women report rape, and that their gender is more accepted in society, imagine a population so disempowered as it is still transmasculina population.

In short, male transgender face extreme invisibility, job insecurity and the challenge of often having to perform jobs traditionally considered masculine demanding physically demanding, unable to disclose our status. I have colleagues who have played male trans these tasks without a drop of male hormones for years, unable to disclose their status, no social security or employment benefits. These trans male workers must pay tribute invisible on this day. They are as brave as the girls stand in a corner and claim his identity. That’s why, as activists, is a priority to fight to empower our colleagues who do not know they have the right to full citizenship without discrimination of sex-gender, and those who are in the streets, and and living in silence.

I, in conclusion, to say that we have several challenges:

First, combat violence against the body and promote appropriate transmasculino our gino-care experience, including transmaternidad. This involves the claim of inadequate access to health services that take into account our experience.

Second, the political challenge of unlearning gender roles and patriarchal oppressed us together and together build a society of sexual equality and generic place where no gender over another. In this sense, as trans men who know what is, or was, a woman, have a great opportunity to be part of a different masculinity and machismo.

And third, finally, we have the challenge of combating specific forms of sexual violence, social work and men who suffer trans, which is essential for the alliance among all people regardless of sex-gender condition. Phobias are the result of a patriarchal binary system and we know almost everyone. The eradication of phobias, therefore, is a struggle for everyone. Thank you very much for your listening.

TRANSGENDER PROJECT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s